REGLA 50/30/20

Autor: Fabián Colinas

¿Quieres gastar sin sentir culpa? ¿Sabes si estas ahorrando lo suficiente?

Desde chicos nos han enseñado la importancia que tiene el ahorro, pero no sabemos cuánto ahorro es suficiente. Muchas veces darnos un gusto nos genera remordimiento y no sabemos por qué. Tener un plan nos permite tomar decisiones con mayor facilidad y tener una mejor calidad de vida.  En este artículo te vamos a ayudar a armar un presupuesto para que puedas cubrir tus necesidades, darte tus gustos y preparar tu futuro con la regla del 50/30/20.

EL PRESUPUESTO

Para muchas personas, el simple hecho de escuchar la palabra presupuesto, les genera sentimientos negativos. Es muy común que cada año nos propongamos ahorrar para algún fin o dejar de gastar en algo que sentimos es tirar el dinero a la basura. Al comienzo del año, nos sentimos motivados por cumplir estos propósitos, pero a medida que va transcurriendo el año abandonamos por completo estos objetivos.

Está comprobado que abandonar los propósitos financieros tiene 2 causas principales: La falta de conocimientos o herramientas para llevarlo a cabo y la falta de tiempo para ponerla en marcha. Incluso las personas que saben cómo implementar algunas herramientas para mejorar sus finanzas, en muchas ocasiones encuentran algunas de ellas tediosas y se aburren al poco tiempo.

Por lo anterior, es importante recordar en que consiste un presupuesto y tener claro porque todos debemos contar con uno. ¿Te imaginas que una empresa como Microsoft no tuviera un plan sobre sus ingresos y egresos? Las finanzas personales funcionan como una pequeña empresa y un presupuesto es de las herramientas más importantes que tenemos. Es preciso saber que ingresos tenemos y en que se gasta.

“LA DIFERENCIA ENTRE LOS INGRESOS Y LOS EGRESOS SE CONOCE COMO AHORRO”

Si no tenemos un plan, es normal gastar de más o de menos. No es raro encontrar casos donde las personas se limitan y viven por debajo del nivel de vida que pueden tener solamente por no saber cuánto deben ahorrar. (LINK)

Un presupuesto te va a permitir saber cuánto debes de asignar a cada uno de tus gastos y encontrar un balance entre tus necesidades, deseos y metas.

Muchos de nuestros clientes nos argumentan que no tienen el tiempo para registrar cada uno de sus gastos y que por eso prefieren no tener un presupuesto. Debido al ritmo de vida actual, es imposible pedirles a las personas que lleven un control muy detallado de sus gastos, por eso herramientas como la regla del 50/30/20 tienen mayor probabilidad de éxito ya que ayudan a tener un control de gastos efectivo con un mínimo esfuerzo.

Por último, es importante saber que un presupuesto no significa tener que limitarte; por el contrario, un buen presupuesto te va a ayudar a gastar menos en rubros que no son importantes para ti y por el otro lado te va a permitir gastar más en lo que te hace más feliz, mejorando tu calidad de vida.

LA REGLA DEL 50/30/20

La regla del 50/30/20 es una manera sencilla y práctica de hacer un presupuesto y determinar cómo se van a destinar tus egresos de manera equilibrada. Esta forma de organizar tus gastos ha ganado mucha popularidad gracias al apoyo que ha recibido por la Senadora Elizabeth Warren y su libro “All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan”. Su idea era ayudar a las familias de clase media en Estados Unidos a organizar sus finanzas de una forma sencilla que les permitiera disfrutar el presente, preparar su futuro y estar prevenidos ante alguna emergencia.

Se le considera una regla de dedo ya que es una herramienta que se puede aplicar de forma general, pero en ningún caso sustituye un análisis realizado por un experto.  Se basa en principios generales de finanzas personales como es el ahorrar al menos el 15% de los ingresos. Cada caso es particular y es probable que se deban ajustar los porcentajes propuestos pero sin duda es un buen comienzo y sus bases son bien fundamentadas.

Esta regla, se basa en destinar el ingreso a 3 grandes categorías de egresos o gastos. La mitad de tus ingresos es decir el 50% debe destinarse para cubrir tus necesidades, el otro 50% se debe dividir en 20% para el ahorro y metas financieras y el restante 30% para tus gustos.  A continuación, vamos a detallar cada uno de ellos para dejar claro que gastos pertenecen a cada uno.

NECESIDADES 50%

Las necesidades son todos esos gastos que se tienen que hacer sí o sí, también reciben el nombre de gastos no discrecionales ya que no están a discreción de la persona, pues son obligatorios.  Una forma de saber si un gasto es una necesidad, es que son indispensables para la supervivencia de la persona.  En esta categoría entran los llamados “3 grandes” que se refiere a los mayores gastos de las personas que son en vivienda, alimentos y transporte.  Los gastos más comunes que pertenecen a esta categoría son:

  • Vivienda:  Las personas necesitan un techo donde resguardarse y sentirse seguros. Se considera el pago de la hipoteca o renta y todos los servicios como agua, gas, electricidad, entre otros. Los servicios como televisión por cable no entran en esta categoría.
  • Alimentos: Se consideran como necesidad los alimentos y bebidas (no todas las bebidas.).
  • Transporte: Se considera como necesidad ya que las personas deben moverse de un lugar a otro para trabajar, ir al doctor, comprar sus víveres, etc.
  • Vestimenta: Todos tenemos que vestirnos, pero no tiene que ser ropa de diseñador.
  • Salud: Todos los gastos que mantengan la salud de las personas como doctores, medicinas, estudios e incluso la membresía del gimnasio caben dentro de este rubro, ojo esto es si vas, si no es el peor gasto.
  • Seguros: Los seguros de gastos médicos son una necesidad debido al alto costo que tiene el cuidado de la salud a nivel mundial, enfermarse hoy en día es un lujo.
  • Pago mínimo de la deuda: Si bien este no puede considerarse como un asunto de vida o muerte, el no pagar el mínimo de un crédito puede afectar de manera importante la situación actual y futura de las personas.

La mitad de los ingresos deben ser suficientes para cubrir tus necesidades. Si estás gastando más, es preciso buscar la forma de reducir estos gastos.  Algunas formas de hacerlo son cambiándote de casa, usar otro medio de transporte o reducir tus deudas. Debes ajustar tu nivel de vida a tus posibilidades y ser realista, esto te brindará tranquilidad y verás una mejora en tus finanzas en poco tiempo.

DESEOS Y GUSTOS 30%

Cumple tus deseos

Los gustos son todos esos gastos que no son absolutamente necesarios pero que mejoran la calidad de vida de las personas. Estos también reciben el nombre de gastos discrecionales ya que la persona tiene la capacidad de decidir si hacerlos o no. Los gastos que entran dentro de esta categoría son:

  • Entretenimiento: Se consideran todos esos gastos que permiten a las personas distraerse como son las suscripciones de streaming (Netflix, Spotify, etc.), conciertos, idas al cine, eventos deportivos, por nombrar algunas.
  • Vacaciones: Para muchos salir de vacaciones puede ser una necesidad, pero el costo puede variar mucho dependiendo de los gustos de cada uno. No es lo mismo un viaje nacional que uno fuera de México.
  • Gadgets: Todos los gastos relacionados con nuevas tecnologías como el celular, computadoras, audífonos, etc.  
  • Restaurantes: Los gastos en comer fuera se consideran opcionales y pueden representar un gasto importante.
  • Upgrades o mejoras: En este rubro vamos a incluir esos gastos que significan una mejor a los gastos básicos como puede ser ropa de diseñador, aumentar la velocidad del internet o preferir una marca de coche.

Como puedes ver lo importante no es privarnos de tener algún lujo o darnos un gusto, es simplemente que no represente la mayoría de tus gastos. Por ejemplo si un mes decides salir de vacaciones, ese mes tendrás que recortar en otro gasto como puede no salir a restaurantes. De igual forma para unas personas puede ser mas placentero salir a comer fuera que tener el último modelo de celular. Tu decides en que gastas de acuerdo con tus valores y tu felicidad.

AHORRO Y METAS 20%

Por último y no por eso menos importante, está la categoría del ahorro. Destinar al menos el 20% de tus ingresos en rubros que tengan que ver con ahorro e inversiones te va a garantizar un mejor futuro y poder hacer frente a alguna emergencia sin poner en riesgo tu estabilidad financiera.

  • Fondo de emergencia: Todos debemos tener un fondo que cubra al menos 3 meses de nuestras necesidades en caso de alguna emergencia.
  • Retiro: Tener un retiro digno depende de cada uno ya que el sistema de pensiones en México es insuficiente para garantizar un retiro adecuado. Se sugiere destinar al menos el 15% de los ingresos para tener un retiro aceptable.
  • Prepagos de créditos: Disminuir el saldo de los créditos te otorga un doble beneficio pues disminuye el pago de intereses mientras que te permite un mayor ahorro.
  • Metas: Las metas de largo plazo como puede ser pagar la educación de tus hijos, comprar una casa o tener un retiro de lujo representan montos considerables de dinero, iniciar un plan de inversión te permite alcanzar tus metas con mayor facilidad.

Recuerda que alcanzar las metas de largo plazo es posible y que gracias al interés compuesto puedes lograr todo aquello que has soñado.  

NOTA: Estos porcentajes son generales; un experto como nosotros te ayuda a definir estos porcentajes con exactitud de acuerdo con tus metas y necesidades particulares.  

En otro artículo vamos a hacer un caso práctico de como puedes hacer un presupuesto siguiendo esta regla. ¡Espéralo pronto!

CONCLUSIONES

  • Para tener unas finanzas sanas es indispensable que tengas un control de tus gastos para que en ningún momento gastes más de lo que ganas.
  • La regla del 50/30/20 te ayuda a asignar adecuadamente tus gastos, de manera que cubras tus necesidades, te puedas dar tus gustos sin remordimientos y ahorres para tus metas de largo plazo.
  • Un presupuesto te debe permitir encontrar un balance entre vivir el presente y planear tu futuro. Ahorrar de más (LINK) puede producirte frustraciones y ahorrar de menos problemas en tu retiro.

Cada persona tiene metas particulares y sus posibilidades son diferentes. Por eso un plan financiero personalizado es la mejor opción para garantizar un retiro digno de acuerdo con tus posibilidades para que puedas vivir de acuerdo con tus posibilidades.

Libertad Financiera
“En Libertad Financiera, diseñamos el plan de retiro que necesitas para vivir tranquilo.”

Permítenos ayudarte a lograr un retiro confiable. Adquiere ya tu plan para el retiro y disfruta de la tranquilidad que te brinda tener un retiro seguro.  Si no estás convencido todavía o si tienes alguna duda, agenda una sesión informativa sin costo.

Adquiere tu plan de retiro:  CONTACTO

¿Tus egresos se ajustan a la regla del 50/30/20?